El director de Linux International cree que la ausencia de juegos en su plataforma le ha impedido rivalizar con Windows

CloudCódigo abiertoSoftware

El máximo responsable del negocio internacional de Linux cree que el pobre catálogo de videojuegos de Linux ha sido una lacra que ha impedido aumentar su popularidad.

Jon ‘maddog’ Hall ha defendido en una entrevista con TechRadar que si Windows y Mac OS X están por delante de Linux, se debe en parte a que el sistema de código abierto no funciona con videojuegos que sean relevantes.

Ante ese panorama, la llegada de los videojuegos de Valve que han aterrizado en Linux gracias a la plataforma Steam, podría suponer un punto de inflexión para la plataforma.

El directivo explica que hasta usuarios de 50 años que deseen utilizar un determinado videojuego se verán obligados a tener sus ordenadores con arranque dual, para de esa forma poder tener acceso al ecosistema Windows, lo que hace que muchos no apuesten por Linux.

Hall entiende perfectamente que los desarrolladores no hayan apostado tanto por Linux hasta ahora, ya que considera que es normal que busquen aquellos sistemas que les puedan proporcionar un mayor número de usuarios.

Por otra parte, ha defendido que los tiempos están cambiando en la industria de videojuegos, ya que ahora es cada vez más común encontrar juegos gratuitos, en los que se obtiene dinero a través de la venta de contenidos extras que mejoran la experiencia.

Por último, ha defendido que a medida que los usuarios del sistema de código abierto en equipos de escritorio crezcan, no porque el sistema operativo sea gratuito sino porque aprecien que es de calidad, el mercado de videojuegos podrá ir expandiéndose en el universo Linux.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor