El cerebro artificial de IBM alcanza los 530.000 millones de neuronas (y los 100 billones de sinapsis)

CloudEmpresas

La simulación del Gigante Azul también cuenta con 2.084 millones de núcleos neurosinápticos, aunque funciona a una velocidad todavía 1.524 veces menor que el cerebro humano.

Uno de los proyectos de IBM que más expectación está causando en todo el mundo es aquel que intenta reproducir la complejidad del cerebro humano en una máquina. Esto es, el desarrollo de un “ordenador cognitivo” que comparta el mismo número de neuronas que las personas y que funcione con menos energía que su supercomputadora Watson.

Aunque todavía le quedan años de trabajo, el Gigante Azul está dando pequeños pasos hacia la victoria. El último de ellos es haber creado 2.084 millones de núcleos neurosinápticos con 530.000 millones de neuronas, reproduciendo unos 100 billones de sinapsis, todo ello a una velocidad todavía 1.542 veces más lenta que la que necesita un humano en la vida real.

Este avance, que le servirá para seguir investigando en sus laboratorios, es fruto de una colaboración con el programa SyNAPSE (Systems of Neuromorphic Adaptive Plastic Scalable Electronics) de la agencia DARPA y se basa en la estructura de su nuevo sistema TrueNorth, considerado como el segundo segundo superordenador más rápido del mundo a día de hoy.

Su objetivo consiste en combinar supercomputación, neurociencia y neurotecnología en una única solución de informática cognitiva que rompa las barreras de la arquitectura actual, potencie el rendimiento y reduzca costes. Y, en ese sentido, no se trata tanto de una simulación realista del cerebro desde el punto de vista biológico, como de una concepción matemática abstracta.

“Computación (‘neuronas’), memoria (‘sinapsis’) y comunicación (‘axones’, ‘dendritas’) son matemáticamente abstraídas desde los detalles biológicos hasta las metas de ingeniería de la función maximizadora (utilidad, aplicaciones), la minimización de costes (energía, área, retardo) y la complejidad de diseño para la implementación de hardware”, explican sus autores, tal y como recoge Kurzweil AI.

Otro anuncio realizado por la compañía de Armonk en fechas anteriores se refiere a un  “chip cognitivo” de 256 nodos neuronales construido con tecnología de 45 nanómetros, capaz de procesar información no estructurada y de reaccionar en función del entorno. Habrá que esperar para ver si IBM consigue alcanzar la meta del cerebro humano artificial, pero nadie puede negar que lo está intentando con ganas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor