El anillo de fibra óptica latinoamericano, cada vez más cerca

CloudRedes

La UNASUR avanza en conectar América del Sur con fibra óptica. Este año se definirá el trazado del anillo para conectar los países de América del Sur, una infraestructura que permitirá ahorros en banda ancha de hasta un 50%.

En el primer trimestre del año, los países miembros de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) acordaron poner en marcha un proyecto para construir un anillo de fibra óptica que interconecte a los países de América del Sur y ayude a reducir el costo internacional de Internet. La “Red para la Conectividad Suramericana para la Integración” demandará una inversión de entre US$ 100 millones y US$ 150 millones y estaría finalizada para fines de 2014.

En América latina, los gobiernos nacionales están liderando proyectos para reducir el precio de la banda ancha en la región a través de planes integrales que incluyen, en algunos casos, la construcción de redes troncales de fibra óptica. En Argentina, por ejemplo, el Plan Nacional Argentina Conectada prevé la creación de una red nacional de 55.000 kilómetros.

Artur Coimbra de Oliveira, director del departamento de Banda Ancha del Ministerio de Telecomunicaciones de Brasil, explicó que el plan de la UNASUR prevé conectar las redes ya existentes y construir los tramos que faltan.  “Ya podemos hacer conexiones bilaterales con ciudades de fronteras. Están avanzadas las negociaciones para interconectar Argentina y Brasil, Argentina y Paraguay, Brasil y Paraguay y Brasil y Venezuela. La interconexión de Brasil con Perú y Colombia es más difícil porque las redes actuales no llegan a la frontera y se necesitan construir nuevos tramos.”

El trazado aún no está definido, pero se espera que en las próximas reuniones de la UNASUR –que se realizarán entre septiembre y noviembre- se apruebe el mapa de la red. “Existe una propuesta, realizada por Brasil, pero necesita la aprobación de todos los países.”, destacó. El plan para construir el anillo fue aprobado por todos los países miembros de la UNASUR, excepto por Bolivia.

Artur Coimbra de Oliveira señaló que el anillo de fibra óptica ofrece más posibilidades de salidas internacionales. “En el caso de países que ya cuentan con salidas internacionales, la reducción en el costo de la banda ancha es marginal, pero creemos que será muy beneficioso para aquellos países que no disponen de salidas directas a las redes internacionales”, apuntó. El funcionario señaló que en países como Brasil, la reducción del precio de la banda ancha rondará entre un 10% y un 15% pero en países como Paraguay o Bolivia, el beneficio será aún mayor y podría llegar hasta un 50%.

Por otro lado, Brasil presentó un plan de construcción y expansión de cables terrestres y submarinos para unir la ciudad de Fortaleza con Europa y los Estados Unidos.

El proyecto se discute en el marco del Consejo Suramericano de Infraestructura y Planeamiento (COSIPLAN) de la UNASUR.

Para Brasil, la construcción del anillo de fibra óptica regional será de gran interés de cara a la realización en 2014 del mundial de Fútbol y en 2016 de los Juegos Olímpicos en su territorio. Si bien Brasil ya tiene la infraestructura preparada según exige la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), lo cierto es que la conexión con el anillo de fibra óptica internacional le permitirá disponer de mayor seguridad en la red. “En regiones como Manaos, que está ubicada en el Amazonas, la llegada de las redes es complicada porque hay que traspasar la selva. Por eso una interconexión con Perú sería muy beneficiosa, teniendo en cuenta que esta ciudad, además, será una de las sedes en dónde se disputará la Copa del Mundo”, señaló Artur Coimbra de Oliveira.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor