Deja de mejorar la erradicación de la pobreza en América Latina

CloudEmpresas

El último informe de la Cepal explica que parece que el acceso a tecnologías en la región no está ayudando a eliminar la pobreza del modo en que se creía.

De acuerdo con el último informe presentado por la Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe), los índices de pobreza en América Latina se mantienen a niveles similares y se ha estancado la erradicación de esta en la región, frente a los niveles registrados en años anteriores.

Según explica el último informe de la Cepal, “la pobreza persiste como un fenómeno estructural característico de la realidad latinoamericana. Las distintas estimaciones que se presentan permiten cuantificar la magnitud e intensidad de este fenómeno en distintos grupos de población y delinear algunos hechos estilizados de utilidad para orientar el diseño de políticas de superación de la pobreza cuyos logros se vuelvan sostenibles en el tiempo y favorezcan mayores niveles de bienestar y desarrollo”.

Y, como ya se habla desde hace tiempo, la tecnología se ve por los gobiernos latinos como la herramienta para conseguir acabar con la pobreza en América Latina. Sin embargo, explican desde la Cepal que “en el campo de la vinculación social, una dimensión que fue evaluada pero finalmente descartada está constituida por las privaciones en el acceso a las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC)”.

Y añade que “si bien hay una amplia literatura en que se señala la existencia de una brecha digital que reproduce las distancias socioeconómicas, la irrupción de la telefonía móvil en la región dificulta la inclusión de esta dimensión. En la actualidad, el acceso a teléfonos móviles c”on conexión a Internet tiende a ser transversal a los distintos grupos socioeconómicos, con lo que la evaluación de
privaciones en el acceso a información y a redes basada en la tenencia de dispositivos tecnológicos no parece ser adecuada”.

Los expertos de este organismo creen que “el cambio estructural implica diversificar y modificar la estructura productiva de nuestras economías, mediante la innovación tecnológica y el fomento de sectores de mayor productividad, incorporando conocimientos y progreso técnico en forma intensiva. El desarrollo de capacidades de las nuevas generaciones es uno de los pilares básicos para avanzar en ese recorrido, que debiera complementar el cambio de la estructura productiva”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor