De Wi-Fi a Wi-Vi: Viendo a través de la pared con ayuda de señales inalámbricas

CloudEmpresasMovilidad

Investigadores del MIT han desarrollado un dispositivo que permite detectar los movimientos de las personas que se encuentran al otro lado de una pared o en el interior de habitaciones cerradas, abriendo las puertas a mejoras en seguridad, domótica y entretenimiento.

Durante años, los seres humanos han fantaseado con las posibilidades de conseguir una visión de rayos X para poder más allá de los límites de habitaciones y objetos. Ahora, un proyecto del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) juega con este concepto al explorar el potencial de las señales Wi-Fi y los avances en las comunicaciones MIMO (múltiple entrada múltiple salida) para construir lo que han dado en llamar Wi-Vi.

¿WiViQué es Wi-Vi, concretamente? Se trata de un dispositivo que permite “ver a través de las paredes”, aunque no con imágenes sino mediante la captura de los movimientos de las personas que se encuentran dentro de espacios cerrados.

Esto es posible gracias al uso de dos antenas transmisoras que interfieren entre sí y un único receptor. Y la filosofía que subyace tras esta prentensión de ver más allá de los obstáculos opacos es similar a la que dio vida al radar y al sónar de imágenes.

Es decir, Wi-Vi se basa en la captura de los reflejos de sus propias señales que traspasan las paredes y rebotan en los objetos en movimiento que se encuentran al otro lado con el claro objetivo de localizarlos. Cuando se encuentra frente a un muro no metálico, una fracción de la señal puede penetrarlo y volver cargada de información sobre qué hay dentro de la habitación cerrada.

Más concretamente, esta tecnología puede detectar el número de personas que se están moviendo y hacerlo “con gran precisión” cuando no son más de tres. También está preparada para determinar la ubicación relativa de dichas personas, concretando si alguien se está acercando al dispositivo o alejándose de él y cuál es su ángulo exacto ddesplazamiento, y para identificar gestos simples, lo que la convierte en “la primera interfaz basada en gestos a través de la pared”, tal y como señalan sus creadores.

Otra de sus propiedades es habilitar la comunicación a través de una pared con una persona sin que ésta tenga que llevar un dispositivo inalámbrico, ya que Wi-Wi es, como decíamos anteriormente, tanto un transmisor como un receptor y no necesita de otro gadget en la habitación contigua.

A la hora de darle un uso práctico a esta tecnología ya se habla de aplicacions policiales para solucionar situaciones de secuestros o detener a criminales, de emergencia para encontrar a gente bajo los escrombros, de seguridad para proteger el hogar o monitorizar a bebés y personas mayores, de domótica para controlar calefacción, refrigeración e iluminación de forma inteligente y eficiente, o de entretenimiento para juegos sin línea de visión directa.

A continuación, un vídeo explicativo del proyecto:

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor