Así ha sido la gran reestructuración de Microsoft

CloudDatacenter

Steve Ballmer defiende la idea de “una sola estrategia como una sola compañía”, en vez de optar por retos individuales que respondan a las distintas unidades de negocio.

Que Microsoft preparaba una reestructuración titánica que le ayudase a ser más competitiva en un mundo tecnológico en incesante cambio y cada vez más marcado por fenómenos como el cloud computing y la movilidad era un secreto a voces.

SteveBallmerMicrosoft
Imagen: magemaker / Shutterstock.com

Y ahora ha dejado de ser un secreto para convertirse en todo un entramado de cambios de directiva, organización por temáticas y filosofía de trabajo que el CEO de la compañía, Steve Ballmer, ha comunicado a sus empleados a través de un correo electrónico.

A lo largo de todo el mensaje oficial subyace la idea de “una Microsoft” más unida, más colaborativa, más eficiente y más veloz que permita a sus creativos seguir enganchados al carro de la innovación y crear toda una serie de dispositivos y servicios para particulares y empresas de todo el mundo con los que “llevar a cabo las actividades que éstos más valoran, ya sea en casa, en el trabajo o entremedias”.

“Se trata de una gran tarea”, ha reconocido Ballmer. Es algo que “toca casi todas las piezas de lo que hacemos y cómo trabajamos. Cambia nuestra estructura organizativa, la forma en la que colaboramos, cómo asignamos recursos, la forma en la que capacitamos a nuestros ingenieros y también cómo comercializamos” finalmente los productos y los servicios.

Organización por funciones

En primer lugar, la idea de Microsoft es sustentarse sobre “una sola estrategia como una sola compañía” en vez de optar por los retos individuales divididos por unidades de negocio y a pesar de que se seguirán produciendo múltiples dispositivos de hardware y servicios. Esto es, “veremos nuestra línea de productos de manera integral y no como un conjunto de islas”, explica el director ejecutivo de Microsoft, y “todas las partes de la empresa compartirán y contribuirán al éxito de las ofertas principales, como Windows, Windows Phone, Xbox, Surface, Office 365 y nuestra oferta de EA, Bing, Skype, Dynamics, Azure y nuestros servidores”.

A partir de ahora, Microsoft se organizará por “funciones” y dichas actividades serán Ingeniería (que se extiende a la cadena de suministro y a los centros de datos), Marketing, Evangelización y Desarrollo de Negocio, Estrategia Avanzada e Investigación, Finanzas, Recursos Humanos, Legal y COO (donde se acoge el trabajo de campo, el soporte, las operaciones comerciales y las de TI).

microsoft logoA su vez, el área de Ingeniería estará apuntalada sobre cuatro pilares, que son los sistemas operativos para los distintos productos a cargo de Terry Myerson, las aplicaciones que controlará Qi Lu, la nube que será cosa de Satya Nadella y los dispositivos que responderán al liderazgo de Julie Larson-Green, al igual que todo lo relacionado con los juegos, la música, el vídeo y el entretenimiento.
Mientras, Dynamics estará dirigido por Kirill Ttarinov, aunque bajo supervisión de Lu, Tami Reller (que continuará encargándose de las tareas de marketing como hasta el momento, en colaboración con Mark Penn) y el grupo de COO cohesionado por Kevin Turner, y se mantedrá separado del resto porque “sigue necesitando una atención especial y representa una oportunidad de negocio significativa”.

Cambios de directiva y despedidas

¿Y qué pasa con el resto de los papeles de mando? Eric Rudder será la figura a seguir en el Grupo de Estrategia Avanzada e Investigación, como lo serán Amy Hood en el Grupo de Finanzas, Brad Smith en el Grupo Jurídico y de Asuntos Corporativos, Lisa Brummel en el Grupo de Recursos Humanos y Tony Bates en el Grupo de Evangelización y Desarrollo de Negocio para controlar alianzas con los socios de fabricación.

Toda esta reestructuración conlleva, por supuesto despedidas. El el caso de Kurt DelBene, que ha trabajado para Microsof durante más de dos décadas y entre otras cosas ha sido responsable de llevar Office a la nube; y en cierta medida también se trata de los casos de Craig Mundie que se retirará de SLT para “dedicar el 100% de su tiempo a un proyecto especial para mí hasta el final de este año”, según ha concretado Ballmer, y que se mantendrá como consultor hasta finales de 2014, y de Rick Rashid que dejará de dirigir Microsoft Research para integrarse en el Grupo de Sistemas Operativos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor