Andina Link: ¿Por qué es estrecha la banda ancha en Latam?

Cloud

La falta de infraestructura o el duopolio que durante años hizo de la banda ancha un bien muy costoso, han llevado a un rezago en la integración de la banda ancha en Latam.

El informe Estado de la banda ancha en América Latina y el Caribe, presentado el año pasado por la CEPAL y cofinanciado por la cooperación alemana, evidenció que ninguno de los países de América Latina alcanza a tener al menos un 5% de sus conexiones a Internet con velocidades superiores a 15 megabits por segundo (Mbps), mientras que, en los países Europa y América del Norte, el porcentaje de conexiones de esta velocidad es cercano al 50%.

banda ancha Según el último informe de Andina Link, en los últimos años, las velocidades de conexión han crecido exponencialmente en la región. Especialmente las velocidades móviles (banda ancha móvil, BAM), que en menos de 5 años se duplicaron anualmente, en promedio. Respecto a las velocidades de banda ancha fija, la media de la velocidad promedio en la región fue de 4,7 Mbps. Chile es el país con mayor velocidad (7,3 Mbps) y Venezuela el de menor (1,9 Mbps). Respecto a 2015, el mayor crecimiento anual de la velocidad promedio lo tuvo Bolivia (60%), seguido por Paraguay (51%) y México (43%).

“Lo anterior evidencia que los gobiernos y los agentes que componente la cadena de valor para proveer el servicio de Internet no se están quedando quietos respecto a la implementación de políticas que permitan mejorar los indicadores de conectividad y de velocidad de acceso”, dice el informe que, de todos modos, recuerda que los avances alcanzados siguen siendo insuficientes para las crecientes necesidades de comunicación de la región. 

Lo primero que debe ser tenido en cuenta, es la variable economía a escala, es decir, la disminución de los costos que se derivan en todos los mercados cuando se crea y distribuye masivamente un mismo producto o servicio.

También destaca que “en el 2010 se requería destinar cerca de 18% de los ingresos promedio mensuales de un ciudadano, para contratar un servicio de banda ancha fija de 1 Mbps, mientras que a principios de 2016 esa cifra era de solo 2%, pues el megabit dedicado bajó en promedio de 400 dólares para los ISP, a 40 USD promedio por ISP o Internet Service Provider, empresa proveedora de servicios de Internet.

El segundo factor que ha influido en este atraso es la baja oferta de redes internacionales de acceso a Internet. Hasta hace muy poco, dicha oferta se limitada al duopolio de Colombus Network y Movistar, razón por la cual existía una concentración de precios en el mercado. Este factor ha cambiado en los últimos años con los nuevos cables de fibra óptica submarina que han entrado en operación, especialmente el de Telmex-Claro, que ha permitido el aumento en las capacidades de conexión intercontinental para la red.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor